“Si no descubrimos engaños, entonces quiere decir que estamos mal como periodistas”


El periodista y docente mexicano Aurelio Collado analiza la situación de la prensa en la región y particularmente Paraguay.  Apunta que los políticos están entrenados para engañar y los periodistas tenemos la obligación de descubrir los engaños. Enfatiza, además, que “si nosotros no descubrimos engaños entonces quiere decir que estamos mal como periodistas”.

El diario La Nación entrevistó a Aurelio Collado Torres, uno de los evaluadores del CLAEP que visitó la Universidad Autónoma de Asunción (UAA), en el marco del proceso de acreditación plena que busca la carrera de Periodismo, dependiente de la Facultad de Ciencias Humanísticas y de la Comunicación (FCHyC). Fue consultado respecto a los medios de comunicación, el periodismo, la relación con la política y la situación de Paraguay.

El blog de Periodismo UAA reprodujo la entrevista, publicada el 16 de setiembre pasado:

Aurelio Collado Torres, miembro de Claep, organismo dependiente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), manifestó que hay una gran preocupación en América Latina, debido a que recorre en el continente el autoritarismo que busca acallar críticas.

Cuestionó la actitud de algunos mandatarios de la región, principalmente al venezolano Hugo Chávez, quien se caracteriza por perseguir a los medios de prensa que critican su gestión. El experto en comunicación recibió a La Nación en la sede de la Universidad Autónoma de Asunción (UAA), lugar donde realiza una evaluación para la carrera de periodismo, que busca su acreditación definitiva por Claep (Consejo Latinoamericano de Acreditación de la Educación en Periodismo).
Collado Torres, quien se destaca por su elocuencia, dijo que los medios de comunicación están obligados a controlar y supervisar las actividades de las autoridades, para que ejerzan bien sus funciones. El profesional recibió a La Nación con mucha amabilidad. Nos invitó a sentarnos y comenzamos la entrevista, en la cual nos explicó el fenómeno comunicacional que se vive en el continente americano.

–¿Considera de que en países principalmente de izquierda hay persecución hacia los medios de prensa?
–Los países como Venezuela y Ecuador se han caracterizado por atacar de manera muy puntual a los medios de comunicación que no son afines al gobierno. Ese tipo de situaciones de violencia hacia el ejercicio de la libertad de expresión son manifestaciones de la inmadurez de regímenes que no son capaces de resistir la crítica, y si no son capaces de resistir la crítica es porque tampoco las cosas están marchando bien en ellos, entonces probablemente un periódico no tenga la verdad, pero tenga parte de la verdad y esa parte de la verdad se tiene que contrastar con las otras posibilidades una de ellas la del gobierno, ante eso al único al que le toca decidir es al ciudadano.

Collado entrevistado por alumnos de la UAA. Foto: UAA

–¿Qué capacidades periodísticas tiene que haber para transmitir la realidad a la gente?
–Si el medio de comunicación quiere realmente informar lo que tiene que hacer es ser sumamente escéptico de lo que se le está sugiriendo, los políticos están entrenados para engañar y los periodistas tenemos la obligación de descubrir los engaños, si nosotros no descubrimos engaños entonces quiere decir que estamos mal como periodistas.

–¿Cómo observa a la prensa de Paraguay?
–Ustedes en Paraguay lo saben muy bien, de pronto se dieron cuenta que un señor (Fernando Lugo) que había sido obispo resulta ser que tenía muchos hijos, eso es un engaño y cuando uno engaña pues pierde credibilidad. Los periodistas estamos para regular, para confrontar, para supervisar, para vigilar a los que están en el poder, para que lo ejerzan bien y acotado no solamente por la ley sino por la opinión pública. Y por eso la opinión pública se convierte en escenario para ganar o perder credibilidad. Para conocer la realidad se necesita de los trabajos de los periodistas.

–¿Cómo considera la labor del periodista en la información sobre la destitución de Lugo?
–Los periodistas no hicieron bien su trabajo para informar a la opinión pública que a su vez tomó una decisión que no fue la más apropiada, que a su vez generó un círculo de desconfianza, entonces a partir de eso tenemos un sistema disfuncional, quien tiene la culpa, no se trata de ver eso. Desde nuestra óptica como estudiosos de la comunicación lo que vemos es que el sistema en su conjunto funciona mal, hay algo atorado y una pieza fundamental es el periodismo, ese periodismo que debió cuestionar, debió informar, debió constatar que las cosas se hicieran bien, ahí están los resultados, porque sin tener todas las herramientas de juicio es imposible emitir una opinión.

–¿Cuál es el grado de responsabilidad de los medios de prensa en el momento de presentar la imagen de un candidato presidencial?
–El periodismo nace en oposición al poder, el verdadero periodismo siempre está cuestionando y está vigilando el poder, cualquiera que esto sea, ya sea el poder político, electo democráticamente o el poder empresarial. Los candidatos hoy nos convocan como ciudadanos, pero nos tratan como consumidores. Tenemos que ser críticos, pero no podemos ser críticos si no tenemos la información, y es ahí donde los medios de comunicación tienen un papel determinante, o sea no quedarse con lo que te dan los equipos de campañas de los partidos políticos, sino ir más allá, ir a interrogarlos, cuestionarlos y por supuestos confrontarlos con aquellas cosas que puedan ser incongruentes, deliberadamente diseñadas para engañar y ocultar datos.
–¿Qué opina de los medios que se identifican con algún partido?

–El problema en América Latina es que algún momento nos inventamos la idea de que los medios debemos ser objetivos y eso es imposible, lo que los medios debemos buscar es ser balanceados, porque todos tenemos intereses, todos tenemos ideologías, el problema es esconderlo. Los periodistas tenemos que ser claros, tenemos que entender que a la juventud de hoy no se le puede engañar.
La honestidad del periodista está no en tratar de decir la total y absoluta verdad, sino en ser capaces de decir yo estoy informando desde esta posición y esa posición puede ser de derecha, de izquierda, centrista, balanceada, siempre enunciándola para que la gente pueda tener la capacidad de decidir si está o no esta con mi posición.

–¿O sea cada uno tiene sus propios intereses?
–El periodismo verdadero es una confrontación con el poder y ese periodismo de naturaleza verdadera no quiere decir que tenga la verdad, porque cada periodista y cada institución de medios necesariamente tiene intereses y lo único que garantiza es que haya balance en una determinada sociedad es que exista pluralidad, es decir así como yo tengo intereses el otro también tiene intereses y en la suma de todo eso se construya un mercado de opinión en donde el ciudadano común y corriente pueda seleccionar y pueda seguir el punto de vista que mejor se acomode a su ideología o a sus propios intereses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: