Sobre el libro “Estudiar Periodismo, ¿Para qué?” de Alcibíades González Delvalle


Libro Alcibiadez González Delvalle. Periodismo“Los adelantos tecnológicos dieron un nuevo rumbo a los medios de comunicación. Pero el periodista de los tiempos del sistema morse, es el mismo que el de la era satelital”, afirma el periodista, escritor y docente Alcibíades González Delvalle, en su libro “Estudiar Periodismo, ¿Para qué?”. En este artículo se analiza parte del contenido enfocado como una “guía para el estudiante y el lector de diarios”.

 

Por Richard E. Ferreira Candia – @RFerreiraC

Al profesor Alcibíades González Delvalle le conocí, primero, cuando empecé a agarrar interesadamente un diario. Luego “en la calle” llamada así a la cobertura, y, más tarde, en la Universidad, donde ha volcado en los últimos años un cúmulo de enseñanzas y experiencias.

Tuve la grata consideración de presentar el año pasado la reedición de su libro “¡Estudiar Periodismo! ¿Para qué?“. En el libro cuenta solo parte de su experiencia, que no es poca.

Está demás decir que todo estudiante de Periodismo debería leerlo. A los periodistas, sobre todo a aquellos que creen que ya saben todo y de todo, no les vendría mal, tampoco. Y claro, a los lectores, para tratar de entender este apasionante mundo.

Alcibiadez González DevalleEl profesor Alcibíades, como buen periodista, escribe su libro como periodista. Como si fuera una noticia que saldrá en las páginas 2 y 3 de un diario, impreso. Esta aclaración para los más jóvenes que andan por el mundo de la tecnología creyendo que solo existe el Periodismo en redes, en el Facebook, en los tuis o los Instagram.

Decía que el profesor Alcibíades decidió escribir el libro como periodista, aunque escritor también es. Lo presenta como si fuera una noticia. Puso, como un copete, lo más importante adelante, pero desarrolla luego un contexto para entender de lo que habla, aconseja, guía.

La decisión de presentar el libro de esa manera habrá sido por la costumbre de escribir cientos de noticias y porque es un libro para estudiantes y periodistas, que facilita enormemente la lectura, sobre todo para quienes leer libros es un gran esfuerzo.

El profesor, sin embargo, bastante hábil, con una estrategia periodística y novelesca a la vez atrapa al lector desde el inicio, le adentra a un mundo de reflexión y le lleva hasta el final. Atrapa hasta el final al crear una línea que hace que el lector mismo crea y, sobre todo entienda, que LO IMPORTANTE no solo está al principio, sino todo el libro, para comprender todo el contexto.

Así, los que osen en agarrar este libro, lo leerán como una interesante noticia. El libro es eso. Una noticia sobre nosotros mismos. Una noticia poco común que se genera cuando un periodista decide hablar sobre periodismo, con una mirada crítica.

El libro, como él lo define, es una guía para estudiantes, para entender (o tratar de analizar al menos) por qué quieren ser periodistas o comunicadores. Y es guía para periodistas y lectores.

En un poco más de dos décadas en el Periodismo y la docencia he intentado entender cuál fue la razón que me motivó estudiar Periodismo, ser periodista y enseñar Periodismo.

La respuesta más sencilla que encontré a lo largo de estos años y es la que siempre uso para responder a los estudiantes esa misma pregunta, es que dentro nuestro tenemos un “bichito” llamado pasión, que muchas veces -o la mayoría de las veces- nos mueve para hacer cosas que probablemente mucha gente no entenderá, al principio, ya sean padres, hermanos, parientes, amigos, novio, novia, esposo, esposa. Y abrazamos la profesión aun conociendo las penurias que sufrimos por el camino, con sueldos bajos, mucho café, argelería, gastritis, úlcera y poco descanso, pero con la satisfacción de ver cómo una denuncia puede cambiar algunas cosas.

Pero ahí está, ese “bichito” que nos genera adrenalina cuando vemos injusticias sociales o nos interesa algún hecho que ocurrió, o cuando nos apasionamos al tomar una cámara fotográfica o una filmadora para eternizar momentos buenos y malos.

Alcibíades nos habla de esa pasión. Y trata de entender también cuál es la razón que mueve a los jóvenes estudiar Periodismo. Pero no solo se queda ahí. Los que decidimos esta forma de vida, ya nos hemos preguntado cientos de veces por qué abrazamos esta profesión. El profesor nos lleva a algo más profundo, que lo resume en el título del libro, como si fuera un titular de tapa: ¡ESTUDIAR PERIODISMO! ¿Para qué?

Y ese es otro análisis, que debe hacerse el estudiante y por qué no el periodista. No solo quedarse en el análisis de por qué estudia, sino PARA QUÉ ESTUDIA, en el caso del estudiante. Y para qué hace periodismo, en el caso del periodista.

Si llegamos a la respuesta, probablemente podremos encontrar la diferencia entre hacer un verdadero periodismo, un periodismo puro, y el periodismo que detestamos y que, en verdad, no es periodismo.

Una de las preguntas más importantes en toda entrevista es el “POR QUÉ” o “PARA QUÉ” y es ese el desafío que nos lanza Alcibíades. Nos plantea analizar QUÉ TIPO DE PERIODISMO estamos haciendo, qué tipo de periodismo tenemos en Paraguay, qué tipo de periodismo queremos y qué tipo de periodismo necesita una sociedad lastimada en lo social y cultural. Plantea también, a los docentes, analizar qué tipo de Periodismo se está enseñando en las aulas.

Si buscamos una respuesta desde la raíz del periodismo coincidiremos en que debe cumplir un rol social. Solapadamente lo que hace Alcibíades es cuestionarnos, a estudiantes, a periodistas, a docentes, sobre qué estamos haciendo para cumplir con ese verdadero rol.

La respuesta la tiene cada uno. Los estudiantes y los periodistas. Los docentes, las universidades. Nosotros, como los más experimentados (por no decir viejos) en esta profesión, también debemos encontrar esa respuesta. Alcibíades nos ayuda a esa reflexión.

Aquí algunas frases del libro:

 

  • “Los adelantos tecnológicos dieron un nuevo rumbo a los medios de comunicación. Pero el periodista de los tiempos del sistema morse, es el mismo que el de la era satelital”.
  • “El periodismo del siglo XVIII en nada difiere del actual, salvo la técnica. A la antigua y a la nueva prensa le mueven la misma causa: servir a la sociedad lo mejor posible; reflejar e interpretar su tiempo con fidelidad y sabiduría”.
  • “El periodismo no es para quien le da lo mismo la ventanilla bancaria, el mostrador de un negocio, la venta callejera, salvo que el desempleo le obligue a ello; es un oficio que exige a su servicio tiempo completo. Y el tiempo completo va desde las 12 de la noche hasta las 12 de la noche de mañana”.
  • “La sola experiencia no basta si no va acompañada de pacientes estudios”.
  • “La mala redacción de una crónica puede causar desinformación”.
  • “A riesgo de ser tedioso, insisto, en que la lectura de buenos libros es la mejor guía y la más rápida para ser buen profesional…”.
  • “Extrañamente, hay estudiantes y periodistas que sufren cuando, por obligación, deben sentarse a leer”.

 

Observación: “Estudiar Periodismo, ¿para qué? – Reedición “El Lector”, Junio 2015

ALCIBÍADES GONZÁLEZ DELVALLE (Ñemby, 1936). Periodista, escritor y dramaturgo. Trabajó en los diarios El Independiente, El País y La Tarde, ante de los inicios de ABC Color, donde prestó servicios por 35 años. Fue Jefe de Redacción de la Revista Diálogo y miembro del Consejo de Dirección de la Revista Nuevo Tiempo. Sus reportajes acerca de los problemas campesinos le valieron el premio Vladimir Herzog, concedido por varias entidades ecuménicas dedicadas a la promoción de los Derechos Humanos. Sus obras teatrales tienen dos vertientes: la histórica, que incluye la primera trilogía del teatro paraguayo: Procesados del 70, Elisa y San Fernando; y la folclórica, como Perú Rimá, Hay tiempo para llorar, El grito del Luisón, Velada (esta última en colaboración con Tony Carmona). Escribió también la comedia ciudadana Nuestros años grises, a más de su decena de comedias musicales. Es autor de la novela Función Patronal y de los ensayos El drama del 47 (documentos secretos de la revolución) y Contra el olvido, la vida cotidiana en los tiempos de Stroessner. En dos volúmenes de Mi voto por el pueblo están reunidos parte de sus comentarios dominicales publicados en ABC Color, en la época de la dictadura.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: